Maniquí

 

 

Sus oídos ya no me escuchan, sus ojos no me ven, su boca no me habla, mis caricias no tienen efecto en su piel.

Sin darme cuenta, ella se convirtió en un maniquí ambulante.

 

 

 

 

 

Anuncios
Maniquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s