Luces navideñas

Aunque la Tierra había sido calcinada hace años, dentro del centro estelar se seguía usando el calendario gregoriano. Marcaba Navidad.

Elisa caminó a la plaza principal de cúpula traslúcida al igual que un centenar de otras personas, y juntas, en vez de observar un árbol que tuviera adornos luminosos, admiraron el cosmos con un millar de fulgores.

Todos compartieron un poderoso sentimiento de esperanza, alegría y amor.

En la Tierra Elisa jamás había experimentado esa sensación con otros individuos, ni siquiera con su familia. Tal vez los pocos humanos que quedaban por fin estaban conectados.

 

 

Anuncios
Luces navideñas

Esfera

 

Las fiestas ya no eran lo mismo, incluso el árbol había cambiado, ahora solo le quedaba una esfera de las originales.

Luis sujetó el adorno navideño entre sus manos y deseó vivir otra vez en una celebración de hace años.

La esfera lo atrapó en ese recuerdo para siempre.

 

Esfera

Pintura

Anna pagó la enorme cuota para ingresar a la simulación y poder moverse a través de una realidad creada a partir de las pinturas más famosas.
Los colores, las texturas, los contornos, las perspectivas. Todo fue tan maravilloso.
Pero cuando emergió y regresó al mundo real, lo encontró tan insípido, que nunca más volvió a sonreír.

 

 

Pintura

LMDEInktober Parte 1

En octubre participe por Twitter en el #LMDEInktober, un concurso donde se debía escribir un microrelato cada día del mes utilizando una palabra clave, y aunque no gané, fue una experiencia muy gratificante.

Y ahora iré subiendo de cinco en cinco los relatos que escribí. Yo tengo mis favoritos y espero que por lo menos uno también lo sea para ustedes.

 

  1. RÁPIDO:

    Seguir leyendo “LMDEInktober Parte 1”

LMDEInktober Parte 1

Varado

El navío de Apsen sufrió un desperfecto y quedó varado en mitad del vacío cósmico.

Segundos, minutos, horas, tal vez días, no podía saber cuánto tiempo había pasado, pero su mente comenzó a delirar.

Creyó que algo abordaba su nave, algo que producía un extraño sonido, algo que se dirigía hacia él, pero Apsen no se volteó para confirmar o negarlo, ya estaba muy cansado, y por eso se alegró cuando todo a su alrededor se oscureció.

 

 

Varado

Apagón

El apagón en toda la colonia sumergió bajo una inescrutable oscuridad la casa de Elias, y su hijo, al instante, gritó lleno de espanto.

Elias fue a su habitación y lo abrazó para calmarlo, diciéndole que no había nada que temer.

Tardó un segundo en percatarse de que a quien abrazaba no era su hijo.

 

 

 

Apagón