Fragmentos

Cuando su madre murió, un fragmento de ella también lo hizo. Cuando su prometido falleció, de nuevo ella pereció otro poco. Con la muerte de su hermana, sucumbió un poco más, y con la defunción de su mejor amigo, un trozo más.

Por eso, cuando por fin todo su cuerpo cesó, no experimentó miedo de cruzar el gran misterio, pues ya se encontraba más allá que aquí.

 

 

 

 

Anuncios
Fragmentos

Tenía que ser él

Era la noche en que la bestia rondaba por el pueblo, podía adquirir cualquier forma.
Su hijo, su hijo mostraba una extraña mirada. Por más que le habló el menor no respondió nada, así que tenía que ser él, ¿verdad?, no se equivocó al matarlo, no pudo haberlo hecho.

 

 

Tenía que ser él

Abandono

Abandonamos la Tierra, nuestros hogares, familia, amigos y conocidos sin hacer el más mínimo esfuerzo por salvarlos y sin sentir culpa alguna por ello.
Entonces no sé por qué me sorprendió cuando terminaste por abandonar todo, incluyéndome.

 

Abandono

Pasado

 

Realizó la proyección temporal al pasado para descubrir en qué momento perdió lo más preciado que alguna vez tuvo.

Y aun así no lo pudo encontrar.

 

 

 

 

 

Pasado

Castigo

 

La joven había sido apaleada hasta la muerte y enterrada de inmediato a las afueras del pueblo. El clérigo y su familia le habían advertido sobre la criatura con forma de buen mozo, le explicaron su verdadera naturaleza, pero ella no hizo caso. Aceptó el vástago del muchacho, merecía tal castigo.

Sin embargo, los lugareños no sabían que a pesar de la penitencia ejecutada sobre la joven mujer, ella todavía engendraría al retoño maldito, y otro al próximo año, y otro al próximo año.

 

 

Castigo

Memoria difuminada

Ya no recuerdo tu nombre, tu rostro se me presenta borroso,
los días que pasamos juntos también se difuminan en mi mente,
pero estoy seguro que pienso en ti,
porque eres la única persona que me hace experimentar estas sensaciones,
ya no te guardó en mi memoria, pero en mis sentimientos siempre vivirás.

 

 

Memoria difuminada

Sombra

El accidente que mató a mis padres, la enfermedad que consumió a mi hermano, las tragedias que han sufrido todas mis parejas. En cada desdicha sucedida a alguien que quiero, vi cómo mi sombra se alargó hasta alcanzarlos.

Nunca logré detenerla, como tampoco pude suprimir el odio que me surgió en esas ocasiones.

 

 

 

 

 

Sombra