El fantasma de mi hermana siempre me acompaña

Lily oía los rasguños desesperados que su hermana realizaba en las paredes, a veces notaba en los cristales un reflejo nauseabundo de ella, y en ciertas noches, escuchaba sus desgarradores alaridos durante horas.

No importaba en que casa estuviera, de una u otra forma, cada día Lily advertía el tormento por el que pasaba su hermana.

Ese era el pago que debía soportar por haberla entregado al demonio a cambio de salvar su propia vida.

 

Anuncios

Trazos tortuosos

Un fuerte impulso me obligó a tomar la pluma y plasmar esa horrible imagen que habitaba en mi mente desde el alba. Jamás había conseguido dibujar tan bien. Transcurrió un mes y la misma fuerza se apoderó de mí, pero el trazo hecho fue más repugnante. El siguiente mes ocurrió lo mismo.

Un hombre envuelto en púas, un niño apuñalado, una niña degollada, una familia con los miembros cercenados. Con cada estado de embeleso, creaba dibujos más inhumanos.

Pedí ayuda, pero los demás no lo comprendieron, incluso me felicitaron, al parecer ellos no ven lo mismo que yo.

Ahora todo es peor, retrato escenarios horribles de personas que conozco, y aunque lo creía imposible, mi dibujo es más realista, casi siento que puedo oír su gritos.

 

Invasión

Primero se manifestaron por breve tiempo en nuestros sueños, pero su presencia se hizo más prolongada con cada noche que pasaba.

Después empezaron a conversar con nosotros, a profundidad, hasta el punto de comprendernos por completo, a un nivel que nunca conseguimos entre nosotros.

Por eso, cuando aparecieron en el cielo, las personas se alegraron y sintieron un profundo alivio al ya no tener que ser responsables de ellas mismas nunca más.

 

 

Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez

De la escritora argentina Mariana Enríquez, recibimos once cuentos de terror que tratan este género de forma diferente, con un terror más cotidiano, donde tarda en manifestarse un elemento sobrenatural o incluso no se presencia alguno, pero que aun así produce una gran incomodidad en el lector por la forma directa e implacable con la que aborda temas desagradables y bajos de nuestro mundo que normalmente tendemos a ignorar.

La fascinación de un guía turístico por el asesino más joven que tuvo esa ciudad, niños atraídos por una casa lúgubre en su calle, una compañera de escuela que empieza a arrancarse uñas y mechones de cabello, la extraña figura que a veces se ve en el patio del vecino, personas con mutaciones por el agua contaminada del río. Temas con los que uno siente la misma cercanía como por las historias de terror que contábamos de niño o las leyendas urbanas de nuestras ciudades, y que por eso deja un horror más prolongado dentro de nosotros.

De once cuentos bien podría decir que solo uno me ha defraudado, y si tuviera que agregar otra crítica a este libro, sería que la mayoría de los finales se sienten inconclusos, pero bien sé que es de forma intencionada, con el propósito de que nuestra mente llene ese vacío con las peores imágenes que podamos concebir.

Si te gusta el terror y quieres leer algo fresco que no te haga saltar de tu asiento pero que te deje una sensación desagradable por varios días, esta antología es la adecuada para ti.

 

La profecía del elegido

El prodigioso mago tuvo un sueño profético, en este vio la apariencia del elegido capaz de desterrar a La Plaga de nuevo al Abismo, así que sin duda alguna, abandonó su hogar para comenzar la búsqueda de esta importante y poderosa persona.

Zabhul debió negarse al niño de once años que había tocado a su puerta, pero hace tanto que deseaba salir y conocer otras tierras, que a pesar de que era una locura pensar que él a sus ochenta años pudiera ser el elegido, decidió seguirle el juego al niño para andar de aventura, por lo menos un rato antes de que las cosas se complicaran.

 

Mensaje del pasado


Sé que este mensaje será escuchado, sin importar la escasez de recursos que sufrimos en estos momentos, sin importar que cada día la guerra se hace más grande, sin importar que parece haber llegado el fin de la humanidad. Sé que habrá personas vivas en el futuro que escuchen estas palabras, y lo único que puedo decir, es el nombre de las personas más importantes en mi vida, esperando que el que me escuche conozca a uno de sus descendientes o incluso sea uno de ellos.  

El documento de audio dictó una gran lista de nombres, para después concluir con una frase:

Adiós y hola a todos en el futuro, y como un capricho, digan que Jon Schou tuvo razón sobre la supervivencia humana.

Un zumbido indicó que no había más. Witthaker, solo en su nave, se quedó sin habla, aquel archivo había viajado decenas de siglos por el espacio hasta él para lograr su cometido.

Desde ese momento, Witthaker viajó a cada uno de los planetas colonizados, saludando siempre con un: Jon Schou tuvo razón.

 

Nuevo propósito

 

Después de décadas sin un propósito definido, los autómatas empezaron a movilizarse construyendo numerosas e inmensas naves estelares para indagar el vasto cosmos y encontrar otras formas de vida orgánica, con la esperanza de entender la autodestrucción de sus creadores.